Saltar al contenido

Conozca más del Cáncer primario y Cáncer metastásico

16 enero, 2019

El origen del cáncer tiene su inicio en el momento que las células empiezan a tener un crecimiento descontrolado. La gran mayoría de las células que conforman el cuerpo humano tienen la posibilidad de volverse cáncer y también de extenderse a otras partes del organismo. Por lo general los cánceres se esparcen partiendo de la localización primaria (es la que se conoce como la zona donde el cáncer tuvo su inicio) hasta una o a muchas otras localizaciones primarias, en otras áreas del organismo.

El motivo principal por el que el cáncer es considerada una enfermedad de gravedad, es debido a la capacidad que posee para expandirse a otras partes del cuerpo. Las células que son cancerosas tienen la capacidad para esparcirse de forma local mientras se mueven en el interior del tejido normal adyacente, pero también se pueden esparcir hacia otras regiones.

Descripción del cáncer primario y cáncer metastásico

Los cánceres reciben su nombre tomando en cuenta la localización primaria, no importa a qué otras partes del organismo se hayan extendido, por lo tanto el cáncer primario se refiere al primer lugar que tuvieron las células cancerosas en el cuerpo. Un ejemplo para ello es, si el cáncer de pulmón se ha extendido hasta llegar al hígado, aún recibe la clasificación de cáncer de pulmón y no de cáncer de hígado.

Muchas veces no queda completamente claro en qué parte del cuerpo empezó el cáncer. Si el cáncer tiene lugar en una o más partes del cuerpo, pero la localización primaria no ha podido ser definida, es lo que se conoce con el nombre de cáncer primario desconocido. Sin embargo, esto es algo que sucede en solo unos pocos casos de la enfermedad.

Por otro lado, la metástasis o el cáncer metastásico, es el proceso que realiza el cáncer cuando se propaga a un órgano completamente diferente a donde tuvo su inicio. Esto por lo general sucede a través de vía sanguínea o también conocida como linfática.

Una tasa aproximada del 92 % son las muertes provocadas por un cáncer que no ha sido detectado y no a que haya ocurrido una metástasis. A pesar de que el cáncer metastásico es algo bastante común, no simplemente se limita con la extensión de las células cancerosas, sino que cuando se menciona de esa manera es debido a que un émbolo provoca el mismo procedimiento de formación (en este caso de cáncer) en aquellas áreas en las que ocurre una embolia.

La capacidad que tiene el cáncer para propagarse a otras áreas de cuerpo se debe a un par de mecanismos llamados metástasis e invasión. Por una parte, la invasión se refiere a la emigración al igual que a la perforación de forma directa que realizan las células cancerosas a los tejidos más cercanos. Y por otra, la metástasis se refiere a la capacidad que tienen las células cancerosas para desplazarse en la sangre al atravesar los vasos sanguíneos al igual que linfáticos, para luego tener un crecimiento en un nuevo núcleo en los tejidos normales de las otras áreas del cuerpo.

Cáncer primario

Ganglios linfáticos inflamados

Como ya se ha mencionado, el cáncer recibe su clasificación dependiendo de cuál sea la localización primaria. De esta misma forma, también es posible que se agrupen tomando en cuenta la clase de células que posee, la apariencia que tiene cada una de esas células cancerosas al observarlas con en un microscopio, al igual que por los resultados de algunas pruebas de laboratorio. Si los médicos tienen el conocimiento de qué clase de célula es, es posible que encuentren el origen del cáncer.

Por otro lado, los síntomas de un cáncer de origen primario que es desconocido pueden cambiar si se toma en cuenta cuáles son los órganos a los que se ha propagado.

Entre los síntomas que se pueden presentar en un cáncer primario desconocido cabe mencionar:

  • Ganglios linfáticos que se encuentren inflamados, firmes y no causen dolor: Por lo general las personas pueden observar la presencia de una masa bajo la piel en los laterales del cuello, en la parte superior de la clavícula, en la parte inferior de los brazos o en la ingle.
  • Problemas para respirar: este es el síntoma que por lo general se presenta cuando el cáncer se ha extendido a los pulmones.
  • Presencia de dolor en los huesos.
  • Anemia, un síntoma que por lo general ocurre cuando el cáncer se ha extendido al sistema gastrointestinal.
  • Pérdida del apetito y de peso.
  • Cansancio y debilidad en el cuerpo.

Cáncer metastásico

Tumor maligno de ovario

Los tumores cancerígenos pueden ser clasificados como benignos o como malignos, dependiendo de si tienen la capacidad para invadir de forma local o para hacer una metástasis a órganos que se encuentren alejados. Un tumor benigno es aquel que no puede extenderse a través de la invasión o de una metástasis, por lo que solo crecen en un área. Un tumor maligno es el que tiene la capacidad de extenderse a través de la invasión al igual que por metástasis.

El cáncer metastásico o metástasis realiza su proceso de propagación por el organismo siguiendo una serie de pasos.

  1. Crecimiento en un tejido normal adyacente o una invasión.
  2. Desplazamiento a través de las paredes que poseen los ganglios linfáticos o también por los vasos sanguíneos que se encuentren cerca.
  3. Traslado a través del sistema linfático al igual que del torrente sanguíneo hacia otras áreas del organismo.
  4. Detenerse en los vasos sanguíneos bastante pequeños que se encuentren alejados, invasión en las paredes que posee el vaso sanguíneo e introducirse en un tejido adyacente.
  5. Se desarrolla en el tejido mencionado hasta que ocurre la formación de un pequeño tejido.
  6. Ocurre la estimulación para el desarrollo de otros vasos sanguíneos, lo que hace que se cree un abastecimiento que le permita al tumor continuar con su desarrollo.

Por lo general, las células de cáncer que se propagan llegan a morir en cierta parte de este proceso. Sin embargo, si las condiciones lo permiten, algunas de estas tienen la capacidad para formar nuevos tumores.