Saltar al contenido

Nutrición para curar la sequedad bucal, llagas e infecciones

28 diciembre, 2018

No solo necesitamos de un tratamiento médico para poder curar la sequedad bucal, también es muy importante cambiar la dieta que llevamos de manera habitual con alimentos completamente naturales.

En el caso de los líquidos, estos no deben contener azúcar, ya que este es un producto que tiene altas probabilidades de producir caries en los dientes, y más cuando la boca se encuentra seca. Lo mejor que podemos consumir como líquido si queremos curar la sequedad bucal es el agua, ya que no contiene ningún componente químico que pueda provocar algún daño en nuestra boca. Sin embargo, hay otros líquidos que también podemos consumir, como lo es un refresco dietético que no contenga cafeína o algún té caliente acompañado con un poco de limón.

Así mismo, también podemos consumir alimentos que sean blandos y alimentos húmedos, entre los que por lo general se encuentran, las carnes que sean tiernas, carnes blancas como el pollo o el pescado, helados con poco contenido de azúcar, budines, purés, sopas en crema y muchos otros más.

No solo la sequedad bucal es uno de los problemas que puede provocar daños en nuestra boca, las llagas orales son otra de las preocupaciones para la salud de la misma, y al igual que en el caso anterior, es necesario una nutrición para curarlas por completo.

Buena nutrición para prevenir enfermedades dentales

Es importante que escojamos alimentos que tengan un alto contenido de ácido fólico, vitamina B, hierro y vitamina C.

Consumir frutas frescas y hortaliza en cantidad también es necesario, ya que su alto contenido en antioxidantes es de gran ayuda para que la piel de nuestra boca al igual que la mucosa se pueda regenerar.

También hay otros alimentos al igual que suplemento que podemos consumir para tener una mejor nutrición que pueda curar las llagas orales, como por ejemplo el té verde o los suplementos de vitamina A y B.

Otro de los problemas orales para el que necesitamos una buena nutrición son las infecciones. El ajo es uno de los alimentos recomendados para combatir las infecciones orales ya que posee propiedades antibacterianas, pero al igual que este alimento, la cúrcuma, el jengibre y el cilantro son necesarios en una dieta para combatir este problema ya que poseen propiedades antiinflamatorias.

Sequedad Bucal

Xerostomía

La sequedad bucal que también conocemos con el nombre de xerostomía, es un problema que ocurre en el momento que las glándulas salivales, que son las encargadas de producir la saliva, no general lo suficiente para la boca se pueda mantener contantemente húmeda. Teniendo en cuenta que la presencia de la saliva es de gran importancia para cumplir con las funciones de masticar los alimentos, saborearlos, tragarlos y hasta incluso el hecho de hablar, nos permite saber que la falta de la misma hace que sea más difícil cumplir con todas estas tareas.

Las personas que reciben tratamientos de radioterapia y quimioterapia por lo general sufren de este problema por un corto tiempo, sin embargo también existan otras causas para el mismo. La deshidratación, los antidepresivos, medicamentos diuréticos y hasta ciertos medicamentos analgésicos, pueden provocar la sequedad bucal. Por otro lado, la enfermedad conocida como injerto contra huésped puede causar que la boca se encuentre seca.

Los síntomas que se presentan en la sequedad bucal son los siguientes:

  • Que en la boca quede una sensación de algo pegajoso y seco.
  • La presencia de una saliva espesa al igual que viscosa.
  • La lengua se encuentra áspera y muy seca.
  • Por lo general es difícil masticar los alimentos, saborearlos o incluso tragarlos.
  • Dificultad al momento de hablar.

Llagas e infecciones orales

Llagas e infecciones orales

Las llagas orales, que de la misma manera conocemos por los nombres aftas o también úlceras bucales, son unas heridas que pueden aparecer tanto en el interior como en el exterior de la boca, y su característica principal es un color blanco o en su diferencia un poco amarillo.

Por lo general pueden aparecer en el interior de las mejillas, las encías, la lengua y también los labios. Aunque sean de un pequeño tamaño provocan bastante dolor al igual que otras molestias.

Entre las principales causas de las llagas orales podemos mencionar la presencia de alguna lesión o un objeto extraño o punzante, alguna baja en las defensas, la falta de vitamina B y vitamina C, enfermedades que son autoinmunes y que el sistema inmunológico se encuentre débil.

Por otra parte, otro de los problemas que también representan una preocupación para la salud bucal son las infecciones orales. Las que ocurren con mayor frecuencia son las infecciones dentales, ya que a menudo son provocadas por las bacterias que llegan a invadir la pulpa de los dientes o también llamados nervios, que de igual forma tienen la capacidad de expandirse a cada uno de los tejidos que rodean el diente ha sido afectado.

Las bacterias que por lo general se aíslan en este tipo de infecciones abarcan una combinación de estreptococos bucales y también los conocidos anaerobios estrictos. Por lo general este estas infecciones orales son tratadas con los antibióticos que normalmente se usan, como por ejemplo la amoxicilina o la eritromicina.

De igual forma existen otros casos en los que la infección tiene lugar en las encías, que es causada por una enfermedad periodontal. Así mismo, también se encuentran otras enfermedades que afectan a las mucosas de la boca con un origen que puede ser viral o por las bacterias.

Pulpitis

Los síntomas que se presentan cuando ocurre una infección oral son los siguientes:

  • Trauma: la fractura del diente puede provocar hinchazón al igual que mucho dolor.
  • Arteritis de células que son gigantes: este es un trastorno de los nervios que cauda mucho dolor facial, bastante parecido al dolor que ocurre en el shock.
  • Sialolitiasis: Es cuando ocurre la formación de una piedra en el interior del conducto de la saliva.
  • Parotiditis: la presencia de una infección en la glándula salival llamada parótida.
  • Sinusitis.
  • Pulpitis o también conocida como odontalgia.
  • Trastornos temporomandibulares: su característica principal es el dolor, el bloqueo de la mandíbula y chasquidos.