Saltar al contenido

¿Qué es el cáncer colorrectal?

27 diciembre, 2018

El cáncer colorrectal es una enfermedad que se produce en el colon o en la zona rectal, también se le conoce con el nombre de cáncer de colon o cáncer rectal, todo va a depender del lugar donde se produzca dicho cáncer. En muchas ocasiones, tanto el cáncer de colon como el rectal tienden a agruparse debido a que ambos poseen características muy similares.

La mayoría de los casos de cáncer se producen cuando las células que se encuentran dentro de nuestro cuerpo empiezan a crecer sin ningún tipo de control. Prácticamente cualquiera de las células existentes en el interior de nuestro cuerpo, puede transformarse en cáncer y extenderse a las demás partes del cuerpo.

Descripción del cáncer colorrectal

Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal por lo general se inicia con un incremento en el recubrimiento interior del colon o de la zona rectal. Esta clase de aumento se le conoce con el nombre de pólipos.

Una parte de estos pólipos pueden llegar a transformarse en cáncer después de que pasa un tiempo, esto ocurre generalmente después de algunos años, no obstante, estos pólipos no siempre llegan a derivar en un cáncer. Para que un pólipo se pueda volver canceroso depende de que clase sea el mismo.

Existen dos importantes tipos de pólipos, los cuales son:

Pólipos adenomas

Pólipos adenomas: este tipo de pólipos en ocasiones se convierten en cáncer. Es por esto, que a los adenomas también se les conoce como problemas precancerosos.

Pólipos hiperplásicos

Pólipos hiperplásicos y pólipos inflamatorios: esta clase de pólipos son los más comunes, aunque por lo general no suelen ser precancerosos.

Existen otras causas por las cuales un pólipo puede ser propenso a convertirse en un cáncer o que incrementa las posibilidades de que una persona pueda contraer cáncer colorrectal.

Entre etas causas podemos mencionar las siguientes:

  • Si se encuentra un pólipo con una longitud superior a un centímetro.
  • Si encuentra en nuestro organismo más de dos de estos pólipos.
  • Si después del proceso de extracción del pólipo, se descubre que hay una displasia, es decir, otro problema precanceroso. Esto significa que hay una parte del pólipo o del recubrimiento del colon o zona rectal, en donde las células poseen una apariencia completamente anormal, aunque no llegan a tener el aspecto real de una célula cancerosa.

Cuando se produce el cáncer en el interior de un pólipo, después con el paso del tiempo, puede llegar a crecer alrededor de la pared del colon o de la zona rectal. Dicha pared se encuentra formada por varias capas. Este tipo de cáncer se produce en la parte más profunda de estas capas, también conocida como mucosa y puede llegar a crecer hacia la parte externa por medio del resto de dichas capas.

En el momento en el que las células ya se encuentran alojadas dentro de la pared, las mismas pueden llegar a crecer en dirección a los pequeños conductos que llevan material de desecho y algunos otros fluidos, dichos conductos también son conocidos como vasos linfáticos o sanguíneos. Desde estos vasos, las células que contienen el cáncer se desplazan fácilmente hacia los ganglios linfáticos que se encuentran más cerca, o a las partes más lejanas de nuestro cuerpo.

Posibilidades de padecerlo

Problemas de obesidad y sobre peso

Existen muchos factores que pueden influir en la aparición del cáncer. Cada tipo de cáncer tiene factores de riesgo muy diferentes.

Tenemos la posibilidad de cambiar alguno de estos factores, como por ejemplo: dejar de fumar, no obstante, hay otros que son imposibles, como es el caso de los antecedentes familiares y la edad. Sin embargo, si una persona tiene uno o más de estos factores, no significa que llegue a padecer cáncer. De igual manera, ocurren ciertos casos donde hay persona que contraen esta enfermedad sin ningún tipo de factor que sea conocido.

En la actualidad, investigaciones realizadas por especialistas, han encontrado diversas causas  las cuales pueden incrementar la posibilidad de padecer cáncer colorrectal.

Factores de riesgo que podemos cambiar para prevenir el cáncer colorrectal:

  • Problemas de obesidad y sobrepeso: los problemas de sobrepeso y de obesidad incrementan la probabilidad de padecer cáncer de colon.
  • Poca actividad física: una persona activa puede reducir el riesgo de contraer esta enfermedad.
  • Algunos alimentos: el consumo de carnes rojas incrementa los riesgos y es más peligrosos si se sufre de sobrepeso.
  • Consumo de tabaco y alcohol: el consumo de estos productos altamente nocivos sobre todo si se hace desde una edad temprana, aumenta el riesgo del desarrollo de cáncer colorrectal.

Factores de riesgo que no podemos cambiar para prevenir el cáncer colorrectal:

  • Vejez: el cáncer colorrectal se incrementa con el paso del tiempo, sobre todo después de los 50 años.
  • Antecedentes de familia: uno de cada tres pacientes que contraen un cáncer colorrectal, también tienen algún familiar que ha padecido de esta enfermedad.

Diagnóstico y tratamiento del cáncer colorrectal

Diagnóstico: el diagnóstico del cáncer colorrectal se hace por medio de diversas pruebas médicas, esto va a depender más que todo de los síntomas que tenga el paciente y también del procedimiento que vaya a utilizar el médico.

Por lo general, lo más recomendable es hacer una prueba de sangre escondida dentro de las heces, después de esto, se realiza una colonoscopia.

Colonoscopia

En caso de que en los resultados obtenidos se descubra una anomalía, se harán más pruebas, como por ejemplo:

  • Examen de tacto rectal. 
  • Análisis hereditario.
  • Sigmoidoscopia.
  • DCBE también conocido como enema de bario.

Tratamiento: para tratar un cáncer, lo primero que un médico necesita saber, es exactamente en qué parte del colon o de la zona rectal se encuentra ubicado el pólipo.

Cirugía colorrectal

Entre los tratamientos más utilizados en el cáncer colorrectal podemos mencionar los siguientes:

  • Procedimiento quirúrgico: para tratar el cáncer colorrectal, lo más frecuente es la aplicación de cirugía en los pacientes. Después de que el medico extirpe el cáncer, por lo general, se suele recomendar la quimioterapia o la radioterapia.
  • Quimioterapia: en este procedimiento se utilizan algunos fármacos para suprimir las células que contienen el cáncer.
  • Radioterapia: este tratamiento se le aplica a los pacientes utilizando rayos X para disminuir pólipos y también suprimir las células cancerosas.