Saltar al contenido

¿Qué es la Enfermedad y fenómeno de Raynaud?

2 marzo, 2019

La enfermedad o fenómeno de Raynaud, es una condición caracterizada por episodios en los cuales los dedos de las manos y de los pies cambian de color cuando son expuestos a temperaturas frías o a situaciones de estrés emocional. A pesar de que es muy poco común, se calcula que entre 5% y 10% la población española lo padece.

La enfermedad o fenómeno de Raynaud en más común en las mujeres, sin embargo cualquier persona puede sufrir de esta condición. En algunos casos los síntomas empiezan a aparecer entre los 15 y 25 años. Cuando aparecen luego de los 30 años se cree que la causa puede estar relacionada con otras enfermedades.

Es conocida con este nombre gracias a Maurice Raynaud un estudiante de medicina en Francia, quien en 1862 preparaba su tesis de grado y en ella describió los cambios de color que se observaban principalmente en las manos de las mujeres, mientras esperaban coches en los largos días de invierno.

En ese momento postuló esta condición como el Fenómeno Raynaud que según su estudio se presentaba como resultado de la contracción vasculatura terminal, esto por la exagerada respuesta normal al frío. Para él esta anormalidad se presentaba en el sistema nervioso central. Allí se producía un incremento en lo que se conoce como la irritabilidad par central; proceso que se encarga de la inervación vascular.

Descripción de la enfermedad y fenómeno de Raynaud

En algunos casos, las personas que padecen de la enfermedad o fenómeno de Raynaud pueden llegar a presentar problemas en otras zonas de su cuerpo, diferentes a las manos y los pies, tales como los labios, las orejas e incluso la nariz.

Hay que tener muy claro que existen dos variantes de la enfermedad o fenómeno de Raynaud y se describen como primario y secundario.

Raynaud primario

Raynaud primario: Es la más conocida y la más común entre las personas, en la mayoría de los casos muchos pacientes ni siquiera llegan a saber que la tuvieron, ya que lo asumen como una condición normal cuando las partes del cuerpo afectadas son expuestas al frío. Además de que en la mayoría de los casos estos episodios terminan por resolverse solos y desaparecer, sin que requiera la intervención de un especialista.

Raynaud secundario

Raynaud secundario: Es conocido específicamente como fenómeno de Raynaud, en este caso su aparición se encuentra relacionada con otros trastornos que pueden ser un poco más delicados y aparecen en las personas luego de los 30 o 40 años.

En la mayoría de los casos el fenómeno Raynaud está relacionado con diferentes enfermedades de las arterias, además de que su aparición puede deberse a fármacos que poco a poco van logrando el estrechamiento de las arterias y terminan con presentarse estos episodios.

Normalmente estos episodios se presentan cuando las personas se encuentran expuestas a bajas temperaturas y sienten un frío extremo, la mejor descripción que se puede dar es que los dados de las manos o de los pies pueden empezar a cambiar de color, tornándose blancos y con un ligero hormigueo o entumecimiento, incluso en algunos episodios que el frío sea más intenso la coloración puede tornarse un tanto morada.

Causas de La enfermedad y fenómeno de Raynaud

Los especialistas no han podido definir exactamente las causas que pueden llevar a que se presente la enfermedad o fenómeno de Raynaud, sin embargo, han podido determinar cuáles son las que llevan a que los episodios puedan darse en algunas personas.

En la mayoría de los casos, cuando una persona se encuentra expuesta a bajas temperaturas, la reacción natural del organismo es tratar de reducir la pérdida de calor, de manera que pueda mantener su temperatura corporal. La manera en que se realiza esto es activando los vasos sanguíneos, de forma tal que puedan mover la sangre que se encuentra en las venas más cercanas a la superficie de la piel hacia las más profundas.

Cuando la persona sufre de la enfermedad o fenómeno de Raynaud, la respuesta de los vasos sanguíneos es excesiva y un tanto más prolongada, además de que esta reacción no se da únicamente en casos de bajas temperaturas, también se presentan durante o posterior a episodios de estrés emocional. En estos casos las venas se hacen más angostas por lo cual el suministro de sangre a estas zonas del cuerpo se ve limitado y es allí donde aparece el entumecimiento y el cambio de color.

Factores de riesgo

Hay que tener en cuenta además que existen algunos factores de riesgo que pueden ser causantes de estos episodios, tales como:

Género: En la mayoría de los casos las mujeres son las principales afectadas con esta condición, especialmente en edades comprendidas entre 15 y 30 años.

Climas fríos: Diversos estudios han indicado que las personas que viven en zonas de climas fríos son más propensas a desarrollarla.

Antecedentes familiares: No importa si haya sido al menos un familiar, está determinado que los factores genéticos juegan un papel muy importante en el desarrollo de esta enfermedad, pueden ser padres, tíos, abuelos o hermanos, estos aumenta los niveles de riesgo.

Enfermedades que pueden causar el Raynaud secundario

Como bien se dijo, cuando se presenta luego de cierta edad, este fenómeno normalmente está asociado a otros trastornos o cuadros clínicos. Hay algunas enfermedades que afectan el flujo de sangre a diferentes zonas u órganos del cuerpo, son estas las que se conocen como afectaciones del sistema conectivo, las principales son:

Lupus

Lupus: Es bien conocida por la capacidad que tiene de lograr que el sistema inmune ataque los tejidos del cuerpo que se encuentran sanos.

Esclerodermia

Esclerodermia: Los pacientes con esta condición poco a poco van sintiendo el endurecimiento tanto de la piel como de otros tejidos del organismo.

Igualmente se ha determinado que el síndrome del túnel carpiano puede tener incidencia en la aparición de la enfermedad o fenómeno de Raynaud, ya que en este caso los nervios de las muñecas son los que afectan.

Finalmente, diferentes enfermedades de los vasos sanguíneos pueden causar que éstos se vayan tornando más

angostos en diferentes zonas del cuerpo, incluyendo los pies y las manos, esto trae como consecuencia que una paulatina disminución del flujo sanguíneo, lo que provoca que se presenten estos episodios ya descritos.

Síntomas y diagnóstico de la enfermedad y fenómeno de Raynaud

Síntomas característicos del fenómeno de Raynaud

Hay algunos indicios que pueden llevar a las personas a identificar si efectivamente están sufriendo un episodio relacionado con la enfermedad o fenómeno de Raynaud. En la mayoría de los casos, estos pueden presentarse una sola vez y de manera intermitente; aunque no en todas las personas se dan de la misma forma, por lo cual pueden tornarse frecuentes y severos.

Característica de la enfermedad o fenómeno de Raynaud

La principal característica de la enfermedad o fenómeno de Raynaud es el estrechamiento de los vasos sanguíneos en las áreas afectadas; esto trae como consecuencia que la sangre no fluya de la manera en que debería, por lo cual se presentan diferentes síntomas.

Cambio de color: La piel de la zona afectada principalmente se torna blanca, esto se debe a la ausencia de sangre. Al poco tiempo el color cambia entre morado y azul que es el resultado de la sangre que permanece inmóvil en los vasos sanguíneos por la falta de flujo. Cuando los vasos sanguíneos vuelven a la normalidad la piel empieza a tornarse morada rojiza, esto es debido a que la circulación se ha ido normalizando.

Es importante destacar que no en todos los episodios este cambio de color se da tal cual, ya que en algunos casos la piel puede cambiar únicamente a blanca o un poco azul, esto se debe a que no todos son iguales.

Entumecimiento: Normalmente llega acompañado de otros síntomas como sensación de frío en esta zona que muchas veces puede tornarse doloroso a consecuencia del lento flujo de la sangre en la zona.

Otros síntomas: Tales como hormigueo, hinchazón o diferentes punzadas como resultado de la reanudación del flujo sanguíneo por las zonas afectadas.

Es importante destacar que en algunos casos la enfermedad o fenómeno de Raynaud puede llegar a ocasionar daño de manera permanente en la piel y los tejidos de estas áreas del cuerpo; tales como llagas o en algunas oportunidades úlceras que pueden demorar en sanar.

Diagnóstico del fenómeno de Raynaud

Ecografia vascular

No existe como tal una prueba específica que permita diagnosticar esta enfermedad, sin embargo, cuando los síntomas se presentan muy continuamente se recomienda realizar una visita al especialista. Allí él indagará al paciente acerca de ciertos puntos específicos que pueden orientarlo hacia un diagnóstico correcto.

Además de esto también se pueden aplicar una serie de pruebas entre las que se incluyen examinar los dedos bajo el lente de un microscopio, esto permitirá establecer la existencia de anormalidades en los vasos sanguíneos de esta zona. Igualmente una ecografía vascular es ampliamente recomendada en estos casos, al igual que exámenes de laboratorio que permitan descartar la presencia de otras enfermedades relacionadas con estos síntomas; así como afecciones de tipo autoinmune. 

Tratamiento de La enfermedad y fenómeno de Raynaud

En la mayoría de los casos, la prioridad de los especialistas que tratan a personas con esta enfermedad, es la de poder prevenir los episodios que se presentan; ya sea que se encuentren en la etapa primaria o secundaria del fenómeno de Raynaud. Lo que se busca es evitar el daño a los tejidos de las zonas afectadas por el frío, con la recomendación adicional de tratar de minimizar los factores desencadenantes como la tensión emocional.

Medidas que el paciente deberá tener en cuenta

Protegerse del frío: Es quizá el recurso más importante en este tratamiento, ya que el frío es el principal desencadenante de estos episodios. Hay algunas recomendaciones que se deben seguir, sin importar si es invierno o no, ya que los síntomas pueden presentarse simplemente al manipular objetos muy fríos con las manos sin protección, como sacar algo del congelador.

Una de las principales recomendaciones es siempre llevar sombrero, sobre todo en los días fríos, ya que el calor del cuerpo tiende a escaparse por el cuero cabelludo.

Igualmente a los pacientes con el fenómeno de Raynaud se les pide que empleen el uso de guantes y medias con efecto térmico, ya que permiten que estas zonas del cuerpo se mantengan calientes. Los guantes sobre todo son sumamente necesarios cuando las personas salen a la calle en días fríos, incluso cuando deben recoger o sacar cosas en las neveras de los supermercados, cuyas temperaturas son más bajas que los que se encuentran en casa.

Medicamentos: Es importante establecer que las personas que son diagnosticadas con el fenómeno de Raynaud primario no requieren de ningún tipo de tratamiento médico; ya que esto no representa un peligro latente para la salud del cuerpo. Sin embargo, en los casos de los episodios de tipo secundario, tienden a presentar riesgo de sufrir algún tipo de heridas o de ulceraciones en sus dedos y esto se mantiene durante todo el año, es decir, no es exclusivo de las épocas de invierno.

Aún así, no existen medicamentos que estén elaborados específicamente para tratar esta enfermedad. Sin embargo, en algunos casos los especialistas pueden recomendar algunos fármacos que se indican en los tratamientos de cardiopatías isquémicas por la acción que pueden tener para mantener abiertos y dilatados los vasos sanguíneos. Es importante también resaltar que no se debe abusar de este tipo de tratamientos ya que pueden tener efectos secundarios bastante fuertes como dolores de cabeza e incluso pérdida de memoria.

Cirugía: Esta se recomienda en casos extremos y de cuadros clínicos severos, ya que es el último recurso al que los especialistas recurren con los pacientes diagnosticados con el fenómeno Raynaud. Esta intervención quirúrgica se basa en el corte de los nervios que son causantes del estrechamiento en los vasos sanguíneos de las zonas afectadas.

Lo más importante siempre será evitar la automedicación, ya que esta práctica representa un peligro latente para el organismo, además de que hay que tener en cuenta que no todos pacientes pueden responder de la misma manera ante un medicamento. Así que pueden presentarse casos en los que determinado fármaco puede resultar bueno para un paciente en su tratamiento del fenómeno Raynaud y ser completamente contraproducente en otra persona que tenga el mismo diagnóstico.