Saltar al contenido

¿Qué son las extrasístoles auriculares?

2 febrero, 2019

En reposo el corazón late un promedio de 70 veces por minuto. Pulsaciones rítmicas que se originan en intervalos de tiempo regulares con una frecuencia que va a aumentar o a disminuir de acuerdo a la energía que necesiten todas las células del cuerpo para tener un perfecto funcionamiento. El corazón envía la sangre a las arterias por todo el sistema circulatorio con cada palpitación, y ese caudal rojo traslada una serie de nutrientes y oxígeno a todas las células.

Durante un minuto el musculo cardíaco se contrae y se expande unas 70 u 80 veces, aproximadamente unas 100.000 pulsaciones a lo largo de 24 horas, capaz de bombear sin descanso y sin pausa un total de cinco litros de sangre por cada minuto mientras la persona se encuentra en estado de reposo. En aquellas situaciones de ejercicio o estrés la actividad sanguínea aumenta hasta triplicarse.

El latido se origina por una señal eléctrica causada por nodo sinusal, espacio que tiene como función natural y principal la ejecutada por un marcapasos. Está ubicada en la aurícula derecha, parte superior que se encarga de la correcta contracción de las fibras en los músculos del corazón para transmitir esa electricidad por todo el circuito eléctrico.

Algunas personas notan ciertas irregularidades en las pulsaciones de su corazón. En muchas de las ocasiones esos latidos son más rápidos de lo normal, por lo que experimentan una sensación de revoloteo en el pecho que se le conoce como extrasístoles auriculares al originarse en las aurículas, cavidad superior que forma parte del corazón.

Las extrasístoles auriculares también conocido como latidos ectopicos

Las extrasístoles auriculares también conocido como latidos ectópicos son palpitaciones prematuras y un tipo de arritmia muy común pero inofensiva. Este padecimiento suele asustar a los pacientes que acuden a los especialistas para una revisión profunda sobre ese proceso, en que el corazón deja de mantener la frecuencia normal de pulsaciones y es estimulada por diversas razones durante algunos milisegundos.

Es importante señalar que los latidos ectópicos pueden ser frecuentes y padecerlos cualquier persona y a diferentes edades, sin embargo tienen mayor riesgo en aquellos en la etapa avanzada de sus vidas y con afecciones pulmonares. Las pulsaciones anormales en la mayoría de los casos son inofensivas y difíciles de diagnosticar porque son intermitentes, causadas por ingesta de algunos medicamentos intermitentes recetados para el asma, resfriado o alergias. También puede provocarse o empeorarse al consumir bebidas alcohólicas, café, té o por el hábito del tabaquismo.

En otras oportunidades las alteraciones en los latidos se evidencian cuando la persona sufre de hipocaliemia, que son los cambios en la sangre ocasionados por los niveles bajos de potasio. Al momento de tener una reducción del sistema sanguíneo del corazón y al existir un agrandamiento de este músculo.

En la mayoría de las circunstancias los síntomas pasan desapercibidos y no ocasionan ninguna sensación de alteración en los latidos de quienes lo padecen, no obstante, los síntomas que pueden experimentar son: sensación de que el corazón saltara o se detuviera con cada latido y palpitaciones muy fuertes al punto de que puedes sentirlas.

Diagnóstico y tratamiento efectivo de las Extrasístoles auriculares

En primera instancia las personas que experimentan los latidos ectópicos acuden a los profesionales en cardiología para llevar a cabo una revisión física y ofrecer un diagnóstico, no obstante, en la mayoría de los casos no es manifestado inmediatamente, porque este tipo de arritmia inofensiva es intermitente.

Después del análisis, el especialista indicará una gran variedad de estudios y exámenes que deberá realizarse el paciente, entre los que se encuentran:

Electrocardiograma

Electrocardiograma: es uno de los estudios más eficaces al momento de diagnosticar las extrasístoles auriculares, porque a través de sus ondas sonoras arroja toda la información que emite el corazón. Muestra detalladamente los latidos y las válvulas del musculo cardíaco.

Aplicación de Holter

Aplicación de Holter: al ser un padecimiento inconstante la aplicación de Holter es una de las que más demuestra este tipo de arritmia, debido a que el paciente llevará puesto durante 24 horas el dispositivo que grabará el ritmo cardíaco, por lo que si experimenta niveles alterados de palpitaciones quedaran registradas.

Prueba de esfuerzo

Prueba de esfuerzo: este estudio se utiliza en los pacientes que por los esfuerzos físicos desatan la arritmia. Su uso es frecuente en deportistas o en personas de la tercera edad.

Registrador de eventos: si al realizar el electrocardiograma o en la utilización de un Holter no se visualizó ningún evento de extrasístoles auriculares este dispositivo es el indicado, porque lo activa el paciente cuando tenga los latidos ectópicos y así quedará registrado.

Estudios electrofisiológicos

Estudios electrofisiológicos: el estudio se lleva a cabo en un espacio de cateterización cardiaca, donde al paciente se le introduce en la ingle electrocatéteres hasta el corazón para determinar el origen y tipo de arritmia. Muchas personas pueden curarse mientras se les realiza el examen gracias a la utilización de radiofrecuencia.

Como la extrasístole auricular es una arritmia inofensiva en casi ninguno de los casos se necesita de un tratamiento con fármacos, únicamente evitar consumir café, chocolate, alcohol y bebidas alcohólicas. Si el especialista decide que el paciente necesita fármacos debido a la frecuencia con la que ocurren los latidos ectópicos, administrará un betabloqueador para disminuir las palpitaciones cardíacas.