Saltar al contenido

¿Se puede heredar el cáncer?

2 enero, 2019

La ciencia dice que sí, que el cáncer se hereda. Sin embargo, las probabilidades de que ocurra son apenas entre un 5 y un 10 por ciento. Científicamente se ha comprobado que existe (aunque mínima) una posibilidad de que los padres transmitan a sus hijos una mutación genética que podría ser susceptible a un tipo de cáncer específico.

El cáncer es una de las enfermedades más temidas por la humanidad porque esta dolencia está intrínsecamente relacionada a la desaparición física de quien la padece. Es considerada una enfermedad que sugiere una lucha constante y muy dura. En España es la segunda causa de muerte después de las enfermedades del corazón. Y algunas estadísticas señalan que uno de cada tres hombres y una de cada cinco mujeres puede sufrir el desarrollo de un tumor cancerígeno.

¿Es el cáncer hereditario?

Tumor de hipófisis

Existen algunas teorías que indican cuándo la aparición de un tipo de cáncer se debe a un factor hereditario. La primera de estas teorías es que el cáncer se manifiesta en personas jóvenes, entre los 40 y 50 años de edad. Los expertos señalan que cuando los tumores malignos aparecen en esa etapa de la vida se debe fundamentalmente a una predisposición genética.

Otras de las conjeturas sobre el cáncer que se hereda está relacionada al hecho de que dos o más miembros de una misma familia hayan padecido la enfermedad de manera simultánea.

También se sospecha que el cáncer es hereditario cuando una persona sufre una tumoración maligna de manera continua en un periodo muy corto. Otras de las suposiciones es que la tendencia de que un tipo de cáncer se herede se debe fundamentalmente a una mutación genética heredada de uno de los padres.

Los investigadores en la materia han llegado a la conclusión que cuando un tipo de cáncer ocurre por herencia el riesgo es mayor para los afectados en la línea de primer y segundo grado de consanguinidad.

Las mutaciones genéticas que predisponen al padecimiento del cáncer

Todo comienza en la procreación o concepción. Estudios científicos han descubierto que las mutaciones genéticas están presentes en el óvulo o en la célula del espermatozoide que forman a un niño.

Es precisamente en el momento de la unión entre el óvulo y el espermatozoide cuando ocurre la multiplicación de las células que formarán a un bebé. Ese nuevo ser recibirá toda la carga genética, incluidas las mutaciones, de esa primera célula que se multiplicó durante la fertilización del óvulo y el espermatozoide. De allí se deriva la creencia de el cáncer se trasmita de generación en generación.

Genética del cáncer

¿Pero qué es una mutación genética?

Una mutación genética no es más que el cambio o la transformación anormal de un gen. Producto de esa transformación de los genes se altera el ADN. Las modificaciones o alteraciones en el ADN suelen inducir cambios en las características y funciones de los genes, lo que a su vez conlleva a fallas en su funcionamiento.

Es importante saber que las mutaciones genéticas hereditarias ocurren debido a factores internos de las células, mientras que los factores externos son los responsables de las alteración genéticas denominadas mutación adquirida o somática.

Para entender un poco más acerca de las mutaciones genéticas hereditarias es fundamental saber que ocurren por errores en la reproducción de las células internas del ADN. Mientras que las mutaciones somáticas o adquiridas son aquellas que las generan factores externos como algunas sustancias tóxicas, entre ellas el tabaco, los malos hábitos alimenticios y los rayos ultravioleta.

Queda claro entonces que algunos tipos de cáncer son consecuencia directa de las malformaciones genéticas hereditarias que se transmiten de padres a hijos, es decir, de una generación a otra.

También hay que dejar claro que tener una predisposición hereditaria al cáncer no significa que un individuo vaya a desarrollar la enfermedad y tampoco quiere decir que se la vaya a transmitir a sus hijos.

¿Y qué pasa con la mutación adquirida?

Las mutaciones somáticas o adquiridas son aquellas que no provienen de los progenitores sino que se adquieren durante el desarrollo del individuos. Tiene su origen en una célula y luego se reproduce en otras células nuevas creadas a raíz de la primera. Las mutaciones somáticas no están en las células de los espermatozoides ni del óvulo, por lo tanto no se pueden transmitir de una descendencia a otra.

La mayoría de los cánceres son causados precisamente por mutaciones adquiridas o somáticas, éstas pueden ocurrir en cualquier momento de la vida del ser humano y se presentan solo en algunas células. Entre los factores más comunes que causan una mutación somática están los factores ambientales, como la exposición a los rayos UV del sol. También algunos estudios señalan que ciertos productos altamente tóxicos pueden generar una mutación o alteración del ADN.

Tipos de cáncer con más tendencia ser hereditarios

Glioma

Según la ciencia y algunos estudios recientes han revelado que existen catorce tipos de cáncer ligados a las mutaciones hereditarias. Estos tipos de cáncer son:

  1. Cáncer de ovario
  2. Cáncer de estómago
  3. Cáncer de mama
  4. Cáncer del pulmón 1
  5. Cáncer de pulmón 2
  6. Cáncer de próstata
  7. Glioma
  8. Cáncer en la cabeza y cuello
  9. Cáncer en el endometrio
  10. Cáncer de riñón
  11. Tumores en el cerebro
  12. Leucemia
  13. Cáncer del sistema endocrino
  14. Cáncer de colon

La ciencia ha estudiado por años las transformaciones genéticas y ha llegado a la conclusión de que existen más de 40 tipos de mutaciones en los genes que pueden provocar una predisposición al desarrollo de enfermedades que guardan relación con tumores cancerígenos.

El cáncer es una enfermedad que ha cobrado miles y millones de vidas en todo el mundo. Cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, un día en el cual las diferentes organizaciones que promueven la prevención de la enfermedad, buscan llevar un mensaje de reflexión acerca de la importancia que es llevar una vida saludable y practicar buenos hábitos alimenticios.

En este día se pone de relieve la importancia de concienciar sobre los efectos que tiene este padecimiento tanto en el paciente, como en su entorno, ya que es una enfermedad que puede resultar en un desenlace fatal.